A Whiter Shade of Pale

A Whiter Shade of Pale. Recordando a Procol Harum. 8 de Junio de 1967. Juan Calle 2012
Para ver entradas anteriores haz click en http://tertuliasfotograficas.blogspot.com/

lunes, 12 de mayo de 2014

Y un Moco se hizo Carne



En el comienzo,  a eso de la hora sexta del sexto día  el Señor hacía una recorrido por sus tierras sembradas de maravillas. 
Había terminado su trabajo.  
A lo lejos, toda clase de  animales, desde nubes de mariposas y pequeños insectos voladores hasta  magníficos dragones y dinosaurios    convivían en celestial armonía. 
El sol al poniente daba  paso al claro de luna. 
Los bosques verdes y generosos en  ornamentos,  resplandecían con los tibios rayos que anunciaban la llegada del plenilunio. 
El esplendor de la vida gloriosa, inmarcesible, inmortal, 
sin mácula posible  se rendía ante El y para El  
Por  las tardes el Señor se recostaba en la colina debajo de un magnífico manzano a observar  su inmaculada creación.
 Luminosas  cascadas de agua   bajaban a raudales  desde las alturas  haciendo toda suerte  de piruetas. 
Incontables  peces y   aves   revoloteaban  inocentes en la exuberancia vegetal tachonada de tranquilos  lagos  y humedales.
Sin deseos  y necesidades, no existían  cadenas alimenticias y reproductivas.  
Ni  depredadores ni presas, ni  víctimas y victimarios. 
Ni pobreza y riqueza. Ni  bien ni  mal.  

Imagen del Proyecto "Génesis". Juan Calle @ 2103 

 Cuando el sol era muy fuerte el Señor traía nubes para aplacar su luz. 
Cuando llovía demasiado soplaba  el viento para alejar las nubes. 
Así se iban las tardes todas iguales donde  el Señor oraba y  observaba
De vez en cuando hacía  ajustes que creía necesarios.  
 Una vez, disfrutando de la sombra del manzano, el Señor  no rezó dando gracias a Dios.
Se distrajo con unas  manzanas que colgaban  no lejos  del suelo. 
Al acercarse  quedó embriagado  con  su  dulce aroma, 
tomó una del  árbol y  la mordió. 
El chasquido  de la fruta  al ser cortada   sonó tan fuerte  que su eco   retumbó en los valles y montañas. 
Por una  fracción de tiempo  la Vida  quedó en suspenso. 
Un instante, una puntada se había dado en la Creación.  
la tentación pudo más que el plan del Maestro. 
Incapaz de tragar el objeto del deseo  vomitó una  lechada de baba fresca decorada con  burbujas  pegajosas . 
De hecho fueron  seis babas espesas marcadas con  una mácula oscura.  
Una por cada día de trabajo  en el Paraíso.  


Hasta la Próxima,

Juan Calle 
juancaller@gmail.com
Tabio, Colombia


jueves, 1 de mayo de 2014

Entre el cielo y el infierno



Limbo pétreo sin vida 
Llanura donde crece el purgatorio
pastizales  de  las  almas incunables
respiran  azufre que se arrastra por el suelo
calman  la sed con pedazos de nubes

Kilómetros  de maldad / basura mal oliente
kilómetros de bondad  / basura perfumada
esperan el Juicio Final

Frías lápidas ausentes de  epitafios
se abrigan al  calor  del cincel del poeta  



Entre el cielo y el infierno 70 x100 cms Juan Calle 2013

Folios  con juicios no ejecutadas
languidecen  en el  diario  de La Nada

 Almas baldías con  sentencias  indefinidas   
se  rematan en la   subasta  
las que aún respiran se exhiben  tiradas  en la piedra
el infierno ofrece / el cielo  puja
 al final, entre ambos  se reparten  los  despojos

Se cierran las compuertas / el aire se oscurece




Hasta la próxima, 

Juan calle 
juancaller@gmail.com
Tabio, Colombia

jueves, 24 de abril de 2014

La PataSola



 El  escaso flujo de palabras  que suben  hacia el techo 
 dibujan en el aire espeso de nicotina 
formas  irregulares  que  van y vienen   por  la taberna  
 salón comunal donde  los mayores y los viejos  se han  refugiado.  
Pegados a las sillas y a las  mesas  hablan  mudos  en voz baja. 
Fuman  como chimeneas. Apuran  tragos de aguardiente. 

En el último caserío perdido en  los Montes Azules 
 - llamados así por los matices de su  bruma -  lloran sus desgracias.
 Sus  niños   desaparecieron, los jóvenes  huyeron  sin rumbo conocido 
Solo queda, o quedaba uno. Indefensos  me esperan.

Al abrir la puerta encuentro una escena familiar. Se levantan y saludan. 
Lo hacen más por  respeto a mi investidura. La dudas son mutuas.   

Después de cuatro horas de viaje, pensando y cavilando,  llego sin respuestas.
 Las oraciones en grupo, la lectura de los pasajes bíblicos, las misas en latín, 
 las vigilias y procesiones,  y las terribles ceremonias de los exorcismos, 
cayeron en el  vacío  de la incredulidad y  la desesperanza

Detrás del billar,  cubierto por una sábana blanca  sobresalen los dedos de los pies 
Sobre una mesa yace un cuerpo.  Levanto la sábana y no reconozco al joven 
Pensé que era el último que está desaparecido. Pero no. 

La PataSola. 30 x40 cms Juan calle 2014

Observo que la ropa y el cuerpo no tienen heridas o rastros de violencia física. 
Eso sí. Está muy pálido. Más de lo normal para un muerto.  
 – Quién es - ?  - Donde lo encontraron - ? 
 ahora quién busca las  respuestas soy yo
- No sabemos. Por las cámaras que llevaba  estaría tomando fotos arriba en la montaña - 
 Alguien más añade  
– Llegó descalzo, tiritando y convulsionando. A los pocos minutos cayó al suelo y ahí quedó –
- Padre, porqué no mira lo que hay adentro - ?  Señala una de las cámaras
- Sí -. Respondo al tiempo que las observo, parecen ser de un profesional
  Sé algo de fotografía,  comienzo  a inspeccionar los archivos

Lo que veo  me pone la piel de gallina
Respiro muy  profundo y miro al suelo para ocultar el impacto en mis facciones 
Controlo mis emociones  
Me  dirijo a la comunidad que se  agolpa  impaciente en la taberna
   - Hermanos, creo que tenemos las respuestas a las trágicas desapariciones 
y a los demonios que se han metido aquí -


   
Hasta la Próxima
   juancaller@gmail.com
   Photography
   Tabio, Colombia 






lunes, 31 de marzo de 2014

Peso Muerto



Cuando el horizonte se esfuma  deja un rastro en lo profundo del alma 
en cada latido del corazón, en los ojos secos, en los labios ausentes
en la carne viva, en la herida de bala, en el grito de la madre 
en el hijo que nunca regresó a casa

Son los perfumes malditos  de otros tiempos que han dejado  un marca indeleble  
en los conflictos no resueltos  que atizan la hoguera,  
en la cal  cubre cuerpos 
en la fosa común que desaparece a los hijos  y aparecen en el  botín  de las  recompensas
en el costal que se engorda con los frutos positivos aunque el fique esté podrido
y se desfonde exponiendo la infamia

Peso muerto 150 x100 @ Juan Calle 2013

Aparece  al  extremo de la geografía como guerrillero dado  de  baja
un humilde muchacho  habitante de los extramuros
una  ejecución más  para mejorar las estadísticas, exigencias del Comandante en Jefe

Buscando calor y abrigo, refugio y consuelo, templanza y fortaleza
  Soledad acompaña a una madre en busca de la justicia
y Justicia no llega
está retenida detrás del muro de la indiferencia 

Desde entonces una mujer de luto recorre el muro todas las noches 
escribiendo con la sangre muerta de su sangre 
 la tragedia de una madre 
cuyo hijo perdió la vida más no la inocencia 




Hasta la Próxima, 

Juan Calle / Photography
juancaller@gmail.com
Tabio, Colombia







martes, 18 de marzo de 2014

Paz descansa en paz



Donde estás  vieja / inmortal doncella
 se  escuchan  tus lágrimas  en el fondo de la cañada
 creen que es el ruido del agua que  se golpea contra las piedras

Lloras  pesadillas de tragedias  que te mantienen  en vigilia

Lloran los creadores que se ocultan en sus grafitis
donde  se estrellan las balas que los persiguen

Lloran  el funeral de un niño que salió  de la escuela  con su  libro de historia
al cruzar la calle la historia lo arroyó


Paz descansa en paz 70 x 100 cms @ Juan Calle 

Lloran a la  chica  vestida de rojo desaparecida  tras los vidrios ahumados
 a los pocos  días apareció el vestido  quemado  con manchas de rojo

Llora la  mujer  que  se vistió de luto hasta que su hijo discapacitado apareciera
 lo encontró  en una bolsa negra como si fuera un trofeo de la guerra

Llora  Jesús el campesino  despojado de su tierra 
 huye  al futuro   donde  lo esperan  los  cinturones de miseria

Lloran al abuelo que murió en la sala de urgencias
esperando atención médica 

Llora Paz impotente por hacer algo por la paz

 Llora Paz manoseada
Llora  Paz tantas veces violada

Paz ya no llora

Descansa en paz

 Paz



Hasta la próxima

Juan calle 
juancaller@gmail.com
Tabio, Colombia

sábado, 1 de marzo de 2014

Memorias del Olvido


Para ir más allá de la niebla hay que cruzar  primero por la región de  El Olvido 
Enclavada en una  ladera de la cordillera y resguardada por  dos grietas enormes
 con el tiempo se formó una aldea habitada 
por víctimas de los conflictos que han azotado a este país  
Cubierta  por mantos  de nubes bajas
 no es visible desde el aire y no figura en los registros de la geografía
 Dicen que  el magnetismo  del subsuelo compuesto de roca maciza  ha afectado  la memoria de los habitantes
muchos han olvidado  porqué están o porqué llegaron allí
Son pocos los forasteros  que llegan  a la aldea  a negociar   mercancías  por piedras imantadas 
sus propiedades  curativas son altamente valoradas   
 en los sótanos  de San Victorino 
En El Olvido  casi nadie  se enferma y muy pocos envejecen 
Pero estas piedras maravillosas traen efectos secundarios 
 la radiación  puede causar  vacíos en la memoria

La procesión de las almas en pena. 60 x40 cms Juan Calle 

   Por esto  los  comerciantes  solo se quedan unas cuantas horas 
regresan de inmediato a riesgo de  olvidar por donde vinieron
Esta es la razón por la cuál continúan  aislados del mundo exterior  
Sin embargo, en la aldea  están pendientes con  lo que sucede cada año en lo profundo de la niebla
 en el Valle de las  Lágrimas 
Lugar de encuentro de víctimas y victimarios
Altar del perdón y olvido. Abismo de los condenados 
Puerta sin retorno al purgatorio
Allí,  las almas muertas  esperan la sentencia por los crímenes cometidos 
Lloran sus pecados 
En la Cuaresma  los lamentos se oyen hasta El Olvido  por la llegada de las almas peregrinas
 víctimas de la intolerancia  que bajan para juzgar a sus verdugos
 dentro de los actos de la  celebración  de la Pascua
En ese día las almas que  se han  arrepentido de  sus crímenes
podrán ser perdonadas de ser enviadas  al infierno
vagarán por el limbo sin la carga de sus pecados
Otras serán  lanzadas  sin atenuantes al caldero eterno 
Algunas  serán redimidas de todo mal, sus pecados olvidados,  y se les permitirá elevarse al cielo 
  La mayoría  tendrán que esperar otro año  en el  Valle de las Lágrimas
 cargando el peso muerto de sus muertos 

En la aldea muchos reviven sus tragedias en la Semana Santa 
Luego regresan al Olvido




Hasta la Próxima,
Juan Calle/Photography
juancaller@gmail.com
Tabio, Col


martes, 11 de febrero de 2014

El Sonido del Silencio

 Del aljibe siempre brota  agua fresca
 a una hora determinada  
Brota a las  12 en punto de la noche por una hora exacta 
Pero solo lo hace  en aquellos días cuando María está con la menstruación
Porque el resto del mes permanece seco / sin una gota de líquido 
excepto en aquellas  medianoches  de su período  
María no tiene esposo y su hijo no tiene papá
 Hace algunos años  una cuadrilla con pasamontañas  llegó a la parcela 
y después de violarla en frente de sus padres los asesinaron brutalmente 
Los cuerpos fueron lanzados al aljibe 
De aquel terrible momento  empezó a brotar agua solo en los días del período de María 
Sola y con un hijo sobrevivió en medio de la nada en un  pedregal llamado El Silencio que se llama así por los pequeños  remolinos que giran silenciosos  llevándose el aire fresco 
Pronto descubrió los secretos del pozo  y las propiedades  de las aguas  
Desde  entonces María  llena sus canecas  a la medianoche / almacena lo que puede 
y se va muy de madrugada a las faldas de la serranía donde queda el caserío de Los Santos 
a  vender su agua que muchos consideran bendita 
y  milagrosa
Con el tiempo los ácidos que corroen el alma como la envidia y la codicia dividieron a las gentes entre los que creían que en verdad María era una santa
y los que pensaban que todo era una vulgar farsa
Su hijo bien podría ser el Mesías o el mismo Lucifer 
De debate en debate entre creyentes y no creyentes 
decidieron llevarle al bobo que todos conocían 
para ver  si podía hacer el milagro 

El Silencio.70 x 100 ms Juan Calle 2014

Infortunadamente los rumores  llegaron antes  a los Montes de San Juan donde un conflicto de más de 50 años  había  llegado a niveles más allá de la esquizofrenia y la ficción  
En una noche de luna nueva / muy oscura como suelen ser las noches sin luna 
llegaron a El Silencio  un grupo de camuflados  preguntando por sus aguas milagrosas 
Al ser interpelada  se negó con firmeza  a revelar  los secretos del precioso líquido 
Trágicas fueron las consecuencias  
Dejando ver sus  intenciones / en una orgía de sangre y perversión
María  tras ser violada  / sodomizada 
fueron  lanzados al aljibe sus restos descuartizados
Igual suerte corrió su pequeño hijo  y los pocos animales que la acompañaban  
Casi al instante de caer los cuerpos el  interior empezó a vomitar chorros de espuma 
a los pocos minutos se convirtió  en el agua más  cristalina que se hubiese conocido 
Despavoridos los asesinos huyeron  perdiéndose en la oscuridad 
 nunca se supo más de ellos
Lo que sí se sabe es que las aguas inundaron no solo El Silencio sino todo la planicie
 hasta el borde de la serranía 
Y dicen que las mujeres que calmaron su sed  quedaron  estériles o abortaron
en cuanto a los hombres se supo que los casos de impotencia  
se volvieron  problemas crónicos de salud pública    



Hasta la Próxima
Juan Calle / Photography
juancaller@gmail.com
Tabio, Colombia.


martes, 28 de enero de 2014

La Fulana


Lacerada / maltratada / su piel brilla sensualmente
en fugaces sucesivos por la luces en contravía

Con la  respiración entrecortada
la aprieto contra el pecho / debo asegurarme que no escape

Serían las tres de la madrugada cuando el carro se detiene bruscamente
en  un  lugar desolado y húmedo
fantasmas envueltos en neblina asechan por las ventanas

Por  instantes  mis ojos se entrecruzan con los de ella
   brillan oscuros / me atraviesan de un tajo suplicantes
 A segundos  de la ejecución 
un  silencio espeso de  drogas y  licor se evapora en sollozos
 susurran en mi oreja cosas que excitan la libido

 Se deslizan al cuello y la nuca
diminutos trozos de fuego  rozan ardientes  mis  poros erizados
Sin hablar porque no puede lo hace con el cuerpo caliente
con  angustia  se aprieta al mío
acude al deseo como ultimo recurso
  
Debajo de la falda mis dedos se deslizan fríos
como la serpiente
lenguas bifurcadas inspeccionan ansiosas sus  piernas entreabiertas
De reojo me estrello con sus ojos
inmensos huecos negros absorben a los míos

Entre  palabras de los otros que  parecen  grafitis alucinógenos
me deshago como  un castillo de papel



 La Niebla 3x2 mts @ Juan Calle

Rápido saquen a la perra!
se abren las puertas / con una cachetada el viento helado me despierta
 recuerda lo que hay que hacer 

Atrapado al igual que ella / sin escapatoria alguna 
de un empujón la tengo afuera
Incapaz de sostenerle la mirada con fuerza la doblego de rodillas
Me ubico detrás de ella con precisión
 y en un instante le envuelvo la cabeza con una bolsa 

...y aprieto sin piedad!

Lucha inútilmente
busca el aire a bocanadas que se agota en segundos
queda solo un plástico lechoso pegado al
 horror de una mueca

Suelto el cuerpo / cae al suelo
alucinado le vacío el cargador
la remato para asegurarme de la muerta

La metemos en una bolsa negra
de esas para la basura 
en la cuneta de aguas encharcadas queda yerta flotando la condenada

Ya en el carro de vuelta a la ciudad
mientras celebramos el trabajo realizado
un sabor amargo se mezcla con  saliva y  tufo de alcohol 

Pues aunque no había lugar para darle más vueltas al asunto
en un absurdo giro de los hechos
sentí por  momentos que la fulana se había llevado
un poco de mi sangre
un trozo de mi carne
 un soplo de mi alma


Hasta la Próxima 
Juan Calle / Photography
juancaller@gmail.com 
Tabio, Colombia







domingo, 19 de enero de 2014

Esperanza



Obligado a detenerme en la vía
por un retén no identificado
supe entonces que me habían secuestrado

Sin darme cuenta nos esfumamos por el monte
 mi traje  de ejecutivo se transformó en uniforme de fatiga

Al mandato de  seguir adelante
zigzagueamos  pendiente  arriba
los captores me arrastraron sin piedad
a donde se encontraba la neblina

Molido como si me hubieran cogido a palo
 sin tiempo para un respiro
pasamos la noche tiritando en una humilde casa campesina

Al otro día  muy de madrugada
con la fuerza de una tinto aguado  y un trozo de panela 
iniciamos la jornada por una  trocha sin salida

Esperanza. Juan Calle 30 x 40 cms

Atontado  aún por lo sucedido
me encuentro  junto a  otros retenidos
companeros de infortunio
es algo inverosímil, imposible  de entender

Esto no es real pensaba

Cruda y agobiante es la incertidumbre
no sabemos lo que nos espera
la película apenas comienza a rodar
la familia y los recuerdos se diluyen
en la perenne humedad y la llovizna  que no cesa
y aquí en un  primer plano asfixiante
la esperanza  sigue pegada a una reja oxidada
mañana quizás terminemos colgados de  las púas de un alambre




Hasta la Próxima,

Juan Calle
juancaller@gmail.com
Tabio, Colombia



lunes, 2 de diciembre de 2013

Azul


  Se pinta en busca de la bruma
se baña en el mar desnuda
respira bocanadas de arreboles  turquesas y aguamarinas
que nadan por  las raíces de los manglares
alegran las aguas  del mar de oscuro temperamento
colorean las gotas de  lluvia  que caen en la lejana serranía

Azul escondida  entre gigantes arbóreos de  la selva húmeda  
espera temerosa la llegada del ocaso cargado  de melancolía

 Agoniza tras las  nubes teñidas  de azul

Azul 70x50@Juan Calle

Cuando la marea trémula se agita  
venus se levanta  sobre el mar abierto
 las arenas  brillan de plata
dando inicio a  los cánticos de la noche
al silbido del viento
al batir de las hojas
al crujir de los árboles
a los coros polifónicos de la selva
al llamado de las ballenas jorobadas
a los cazadores que buscan  alimento

En el caserío no muy lejos de allí
las marimbas y danzas ancestrales
sudan los deseos


Hasta la Próxima,
Juan Calle / Photography
juancaller@gmail.com
Tabio, Col